2 de octubre de 2012

Nadie está libre, hasta a la más chora.

A todas nos puede pasar, hasta a la mujer más chora, a todas, nadie esta libre de tener una relación con una persona que no vale la pena.
Antes veía mujeres totalmente anuladas por sus parejas y pensaba: "pero como no se da cuenta!". Más de una vez yo misma le dije a amigas: "él no te merece", y así hasta que yo misma fui víctima de aquello. 
Estuve dos años con una persona que no me hacía bien, que se amaba más a si mismo que a nada en el mundo, egoísta e inmaduro, la mayoría de la gente que me quería me decía: "él no es para ti", nunca escuché seguí aferrada a una idealización, a pesar de ser una mujer chora, estuve ciega. 
Pensé buscarlo y decirle cosas tales como: que terminar con él fue lo mejor, que ahora soy de verdad feliz, que no hay nada que recuerde con cariño del tiempo que juntos estuvimos y tantas otras cosas no con mucha cortesía, pero en realidad, ¿para que dañarlo? Yo no soy así. 
Soy una convencida, de que desde que partió de mi vida, fue lo mejor que me pudo haber pasado, comencé a analizar todo: cuánto  tiempo había perdido al compartir mi vida con él. Me di ánimos como la mujer fuerte que siempre he sido, me aferré a mis amigos, a mi familia, encontré trabajo, buenos ingresos, tengo un departamento,  grandes desafíos y una bebita que me da puro amor.
Simplemente a veces hay que vivir las cosas para entenderlas, no sirve de nada que te lo digan, las emociones e idealizaciones pésimas concejeras.


1 comentario:

Daniel dijo...

Hola Romina

Sólo pasaba a saludarte
y dejarte mi abrazo.
Dani..